Recordad a los mayores que aún permanece abierto http://sonrisasdecamaleon.blogspot.com.es Y pueden encontrar mis letras en https://sensibilidadaflordepiel.wordpress.com y en la página web de un grupo de escritores http://elpoderdelasletras.com Podéis leerme ocasionalmente en el periódico http://www.globatium.com

Corre caballito de Marijose.-

viernes, 21 de abril de 2017

Zascandil la traviesa

Cerré los ojos y sentí la brisa de la mañana que con un susurro despierta a los duendes  que cuidan los libros allá en lo más profundo del bosque, donde nadie puede destruirlos.


En mi imaginación tallada una casita, donde la puerta esta siempre abierta, sin guardián que te diga, que no debes hacer.



En aquel lugar (mirad el dibujo, decidle a mama que os deje hojearlo) las paredes son de libros, el tejado es la cubierta de un enorme libro que gracias a la magia de los duendes, puede mojarse sin que nada de lo que hay en el interior y bajo su protección se estropee.


En su interior hay muchos libros, grandes y pequeños, de pocas y de muchas páginas, algunos con muchos dibujos, otros solo quieren letras. 


¿Sabes lo que tienen todos en común? Magia.


Abres sus tapas y una puerta mágica te transporta allá donde tu quieras, la imaginación vuela y a través de sus páginas y o sus dibujos, vivirás todas las aventuras a las que tu te atrevas.

Sin tiempo, no te preocupes, la anciana que esta en la puerta no te pondrá un sello para que no tardes en devolver el libro, ella es la guardiana, para que nadie pueda hacerles daño.


Los duendes te ayudaran a elegir si estas indeciso, puedes tomarte todo el tiempo del mundo. Los libros es lo que tienen. 



Cuando comienzas a leerlo, se para el tiempo, hasta que terminas y cierras las tapas y entonces vuelves a esa realidad, donde otros son los duendes que te esperan para hacer travesuras mientras duermes.


¿Sabes? Los duendes son muy traviesos, se escapan en la noche, se cuelan en la casita y se ponen a leer a la luz de la vela o del candil ( ¿No sabéis lo que es una vela y un candil? Miradlos ahí esta).


Cuando la guardiana no duerme bien, tiene el día gruñón como los mayores, pero se le pasa rápido, aunque se queda pensando un rato ¿Como sera que la vela cambió de tamaño? ¿Por qué el aceite de candil se gastó tan pronto?


Ayer me cole sin que la guardiana me viera, pues soy un poco mayor aunque mi corazón brinca como si fuera chiquita. Mi nombre es Zascandil y me llaman "Zascandil la traviesa", no se por qué sera, si yo soy muy buena. 

Después de terminar los deberes y estudiar un poco me gusta columpiarme cuando comienza a asomar la noche y bailan las sombras, el gato me mira desde el tejado, quisiera tal vez él columpiarse conmigo. 





Mis amigos dicen que son tonterías, que sabrán ellos, lo divertido que es imaginar que formas tienen y que podrían ser. 

Algunos no quieren venir a mi casa dicen que esta muy lejos de las suyas y junto al bosque, peor para ellos,  no saben como me divierto. 


Lo bien que huele, sobre todo en primavera, cuando de flores de todos los colores y formas se viste el camino.


Me abrazo a los arboles y huelo las flores, me pica la nariz cuando el polen se empeña en hacerme cosquillas y estornudo varias veces mientras se ríen los duendes. 



Buscan algunas abejas dejarme su beso, pero yo las miro y les digo meneando la cabeza "No, no, yo soy vuestra amiga" y por suerte se van, yo creo que aburridas, el día que me piquen entonces si que voy a reírme. 




Cuando llego al arroyo me quito las bambas, las ato las cintas y me las cuelgo del cuello. El agua es escasa pero esta fresca y limpia, los pececillos me hacen cosquilla en los dedos, me carcajeo mientras salen curiosas las ardillas a ver lo que ocurre. Enfadado el mirlo me mira de reojo, le espanto su alimento, las truchas saltan en las cascadas.

¿Os habéis parado alguna vez a escuchar en silencio una cascada? Suenan como vuestras risas, carcajadas que no cesan. 

A mi vera se acerca el gato, le ato a una rama el cascabel, el pobre no puede moverse, araña la tierra, se revuelca en las flores, me bufa, esta muy enfadado, tal vez deba dejarle libre, me cogerá manía y me morderá en cuanto pueda.

El búho dormía en las ramas cercanas, mueve las alas con mucha fuerza, creo esta enfadado, no se bien por qué pero mejor volveré a casa, la noche se acerca y el frío me acecha. 

Que pena, enrede mucho tiempo, el lago me espera, la barca me encanta, mañana sera otro momento, seguro que puedo y me escapo.



No se por qué dicen todos que soy traviesa. Mañana si quieres te espero y hacemos juntos más picias ( Shhh!! en un suave murmullo le dice al oído, picias son travesuras, te espero) 


Tenue la luz acompaña al sueño, un beso en la frente, un libro se cierra y un dulce susurro "Descansa mi cielo".

Marijose.- 




Recuerda siempre pedir a los mayores que te lean un cuento, si ya puedes leerlo tú. Genial!!!!